Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2018

En ausencia de un Colt

Frank Caudett y su esposa Yarza tenían una tienda inmensa y complicada. En el lejano oeste, en concreto: en Silver City, eran conocidos por ser el único lugar con tejadillos y ganchos. Un decorado especial que el mismo Frank había tardado cuatro horas en montar el día de la reinauguración.
Habían pasado un par de años desde entonces, pero todavía mantenían fresco el recuerdo de aquel día, de lo sucedido en ese espacio de tiempo. Y es que era una historia difícil de olvidar, y desconocida para todo el pueblo.
Nada más empezar, Frank sufrió la baja de un pulgar y un meñique. Yarza, entre tanto, no paraba de mover cosas por la tienda, de decir lo mucho que le gustaba tener todo repleto de tejadillos (aun cuando antes de encargarlos, no sabía ni lo que eran), y de recordarle a Frank que todo tenía que estar listo pronto. El premio por cumplir con la misión era gordo: le dejaría un rincón para estar a solas con sus libros de ganadería.
Quedaban tres horas para reabrir la tienda.
El lugar …

Chat Privado

Xarxa_F: Hola. ¿Quieres jugar? Pp_Cuervo_Sp: Sí XF: ¿Qué edad tienes? Pp: 52. ¿Y tú? XF: 55. ¿Qué te gusta que te hagan? Pp: La comida Pp: jajaja XF: jajaja XF: ¿Cómo eres? Pp: Tengo todo el cuerpo depiladito. Con el culito respingon. 100 de pecho. Labios carnosos. Tengo la piel muy suave. Los muslos sobretodo. XF: ¡Qué belleza! Pp: y tu? XF: 1.80 mts. y 80 kg. Con mucho pelo. Barba. Me gusta cuidarme. Hago ejercicio. Pp: mmm… XF: Quisiera acariciar tus muslos… Pp: Mientras escuchamos Queen. XF: Sería estupendo.
XF: ¿Tienes alguna foto? Pp: No doy fotos
XF: Es una pena, pero me parece bien.
Pp: ¿No te gustaría verme?
XF: Por supuesto, pero si no quieres.
Pp: ¿Te da igual?
XF: Sí. Da igual.
Pp: ¿Y si te digo que soy un trans de 1.62 mts. y 100 kgs.? ¿Te sigue dando igual? XF: Bueno. No es lo que venía buscando. Pero supongo que se puede sacar algo bueno.
Pp: jajaja ¿Qué puedes sacar?
XF: Me has ayudado a imaginar un bella chica, por ejemplo. Pp: Mira. No me gustan los que van de intel…

Rigor mortis

En mi pueblo, siempre nos hemos enorgullecido de ser fuertes y brutos. Hasta tenemos la comunidad más numerosa de terraplanistas. Pero aquello cayó en la locura hace tres meses, cuando en medio de una reunión familiar, a todo el mundo le dio por consultar algo llamado wikifedia.
Estaban todos mis hijos. Había olvidado ya la última vez que los vi reunidos a todos. Ese día era especial. Yo me sentía morir. De hecho, fui muriendo con el paso de las horas.
— Fue un hombre muy especial —repetían a uno y al otro lado de mi cama.
Yo, con los ojos cerrados, respirando lo justo, para no soltarme de este mundo, entré en un limbo donde solo me quedaba dar el último paso para irme al otro barrio.
— ¡Se ha muerto! —gritó uno de mis yernos. El marido de mi hija mayor.
¡Será hijoputa!, pensé.
— Lo mejor será darse prisa con el testamento —añadió mi hijo Braulio.
Mentiría si dijera que no me acordé de su madre, para mal. Perdóname, Marujita.
— No estamos seguros de su muerte —dijo mi hija menor—. H…