Ir al contenido principal

Chat Privado


Xarxa_F: Hola. ¿Quieres jugar?
Pp_Cuervo_Sp: Sí
XF: ¿Qué edad tienes?
Pp: 52. ¿Y tú?
XF: 55. ¿Qué te gusta que te hagan?
Pp: La comida
Pp: jajaja
XF: jajaja
XF: ¿Cómo eres?
Pp: Tengo todo el cuerpo depiladito. Con el culito respingon. 100 de pecho. Labios carnosos. Tengo la piel muy suave. Los muslos sobretodo.
XF: ¡Qué belleza!
Pp: y tu?
XF: 1.80 mts. y 80 kg. Con mucho pelo. Barba. Me gusta cuidarme. Hago ejercicio.
Pp: mmm…
XF: Quisiera acariciar tus muslos…
Pp: Mientras escuchamos Queen.
XF: Sería estupendo.

XF: ¿Tienes alguna foto?
Pp: No doy fotos
XF: Es una pena, pero me parece bien.
Pp: ¿No te gustaría verme?
XF: Por supuesto, pero si no quieres.
Pp: ¿Te da igual?
XF: Sí. Da igual.
Pp: ¿Y si te digo que soy un trans de 1.62 mts. y 100 kgs.? ¿Te sigue dando igual?
XF: Bueno. No es lo que venía buscando. Pero supongo que se puede sacar algo bueno.
Pp: jajaja ¿Qué puedes sacar?
XF: Me has ayudado a imaginar un bella chica, por ejemplo.
Pp: Mira. No me gustan los que van de inteligentes.
XF: Por mí perfecto.
Pp: jajaja. Mi amor. No seas condescendiente conmigo.
XF: No lo soy.
Pp: Mira. Cuando salí del armario aprendí que hay que ser un poco descarado en la vida.
XF: ¿Fue hace mucho?
Pp: Cuando tenia 16 años, me pillaron con un amigo de 18.
XF: Lo habrás pasado mal.
Pp: Era 1982. ¿Tú que crees? Me fui de casa al cumplir 18. Empece a trabajar, hasta hoy.
XF: Imagino que fue difícil. ¿Y tu familia?
Pp: Mi madre intentó ayudar, pero mi padre era muy antiguo.
XF: Pero los tiempos cambian.
Pp: ¿Tú que sabes?
XF: Bueno. Supongo que ahora es mejor que antes.
Pp: ¿No piensas que soy un monstruo?
XF: Para nada.
Pp: Dime lo que piensas, carajo.

XF: Imagina que mis pensamientos son como tus fotos…

@Pp_Cuervo_Sp se desconectó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LE•MAT

Era el año 2007 cuando quise colaborar en mi propia muerte. La conocí por internet. Resultó que estaba loca. Desde España, su país natal, me habló de magia, simbolismo, alquimia, tarot. Algo pasa, supongo, cuando consiguen despertar tu curiosidad. Terminaba de graduarme como médico. Quería estar con ella. Lo sabía. Abandoné la casa de mis padres, mi empleo, mi país. Sin tener un plan, como todo el mundo me aconsejaba, me lancé a la aventura. Empezó un largo viaje. Pensaba que el mundo me proveería de lo necesario para vivir. Me sentí poseído por un loco, lo confieso. Un loco poderoso. Pero estoy de vuelta. “Buen día, doctorcito”, dice Doña Delia, una de las pacientes que atiendo en una pequeña Consulta. Sigo pensando, tal vez tenga que cerrar el próximo año. Los impuestos en mi país subirán de nuevo. “Tengo” que cobrar ciertas tarifas, para ser competitivo, y están lejos de servir para hacerme con nuevos gastos. Volveré —es muy seguro— a trabajar a domicilio, y hasta en la calle. En …

Fortuny

— Fortuny… Fortuny… Fortuny… — ¿Dónde estoy? — Estás muerto, Fortuny. — No puede ser. Siempre dices eso, pero luego despierto. — Despiertas, pero estás muerto, Fortuny. — Deja de decir eso, por favor. Quiero morir, pero no sé la manera en que… — Tranquilo, Fortuny. Tú ya estás muerto. — ¿Por qué no hablas claro, hombre serpiente? ¿Qué quieres de mí? Por favor, dímelo. — Cuando pase, lo sabrás. — No puedo vivir así, hombre serpiente… — Tranquilo, Fortuny. Tú ya estás muerto. Solo falta matar al campeón.
Trajeron a Aaron Fortuny hace tres días. Una ONG buscaba un geriátrico de confianza donde pudieran atender al ex boxeador. Ya no podía valerse solo y nadie tenía registro alguno de ningún pariente cercano. Su deterioro psíquico, para sus sesenta y nueve años, estaba muy avanzado. Mostraba cambios de humor constantes. Problemas de memoria a corto plazo. Parecía estar siempre confuso. La demencia marcaba el paso. Sin embargo, su estado físico era envidiable. Agredió a un par de enfermeros; antes, ta…

N.M.C.: No More Comunication

Será un día difícil de olvidar. Comenzó como casi todos. Apenas hacía unos veinte minutos que había empezado a escribir en el ordenador. Estaba escuchando Dancing in the Dark en una magistral interpretación en vivo de Bruce Springsteen. De fondo, decidí poner el sonido ambiente de las noticias matinales. Siempre trabajo con ese tipo de combinación. Redacción, música, y televisión. Paradojas de la vida: escribía sobre lo sano de tener una rutina.
Entonces mis auriculares dejaron de funcionar. Minimicé la ventana de mi trabajo. Sentí que no podía avanzar con la incertidumbre sobre el paradero de la voz de Springsteen. Busqué la música, a la vez que desaparecía la voz del presentador de noticias en la televisión. Quedamos cubiertos de sonido blanco. En mi equipo, todo parecía en orden. Los vídeos continuaban, tenía internet, los auriculares estaban bien conectados. Tomé el mando de la TV y cambié de canal. Nada. El audio de los aparatos había muerto. Algo raro sucedía…
Claudia, mi esposa, …